jueves, 29 de julio de 2010

Fuego


click to zoom



_Salta

_¿Qué dices?

_¡QUÉ SALTES!

A un paso de un gran abismo, un precipicio de cima arenosa, rojiza y suelta. Las pequeñas piedrecitas del borde no dudaban en caer al vacío antes de enredarse entre los dedos de mis pies. Ni siquiera era capaz de ver donde acababa y el vértigo se estaba empezando a apoderar de mi. No podía creer lo que oía... ¿cómo podía pedirme algo así?

_No creo que...

_Yo saltaré contigo, en serio. Confía en mí.

Esas palabras se grabaron en mi mente, un eco interminable de una voz suave y dulce que me incitaba a zambullirme en un mar de sentimientos enfrentados. Con mirada y gesto inmutables tendió su mano hacia mí, y aunque en un principio vacilé, no podía rechazar la oferta de sentir el tacto de su piel. Dijo que nunca me haría daño, que jamás permitiría que yo sufriera. “Confía en mi...”

_Hemos hablado de esto muchas veces y estabas conforme. No sé a que vienen estas dudas de última hora. Pero... en fin, supongo que no puedo obligarte a... _dijo haciendo el amago de soltar mi mano

_¡NO! ¡No!... Está bien

Apreté su mano muy fuerte y tragué saliva. Miré al frente...

~ ~

_¿Y qué ocurrió?

_Que yo dí un paso y él no. Nuestro contacto se perdió y caí sola. Tengo la sensación de tener esas palabras tatuadas en alguna parte de mi cuerpo: “Confía en mi...”.

_¿Sabes con exactitud en que posición te encuentras?

_Sí... creo. No, en realidad no. Supongo que en ambas.

_¿En qué piensas?

_En nada.

_¿Qué sientes?

_Nada...



Texto y fotografía:
Irgala Miserere

http://3.bp.blogspot.com/_cGwNYMReJeY/Sku6KwdyiuI/AAAAAAAAACI/QlQ6rQGk36U/s320/m_lower_2000%5B1%5D.gif

1 Cacahuetes:

Noirdame dijo...

Estabas perdida querida ;)